domingo, 11 de diciembre de 2011

Coger una mochila con lo esencial, una cámara de fotos, música y unas gafas de sol, montarte en un autobus y poner rumbo al horizonte. Ir "a la aventura", a donde te lleve el viento o la carretera, sin importar el dónde sino el quién, irte sin saber en qué lugar vas a acabar tarareando una canción veraniega y con el sol dándote en la cara. Uno de esos viajes improvisados, de esos en los que decides sobre la marcha, tirando una moneda al aire. Porque esos, queridos amigos, son los viajes más inolvidables, esos con millones de anécdotas y que, al recordarlos, te sacan más de una sonrisa :)

El amor es un templo, el amor es una ley superior, un amor una sangre, un amor una vida, tienes que hacer lo que debes, una vida el uno con el otro.(8)