domingo, 27 de mayo de 2012

~.~

Ya no habrá más suspiros al aire después de cada beso, ni más sonrisas frente a la pantalla del ordenador. Ya no me iré a la cama sin antes volver a oler mi ropa en la que tu olor se quedaba impregnado o sin releer cientos de veces nuestras interminables conversaciones. Ya no habrá más besos ni risas juntos. Todo eso, hace ya muchísimo tiempo que se quedó atrás, al igual que los mensajes de buenos días. Pero, cuando te miro a los ojos, y nuestras miradas se cruzan, algo hace revivir esa llama que un día encendimos y me hace recobrar la esperanza. Volver a creer en tus labios y los míos moviéndose al unísono y en tu boca susurrándome al oído lo mucho que me quieres. Volver a creer en un nosotros.